Bebé robado y un Ser que proviene de Marte

Esta sesión fue muy especial ya que acompañé el proceso de conexión a una chica que está a punto de cumplir sus 18 añitos y me llenó profundamente el alma cuando su mamá me avisó que le había pedido de regalo de cumpleaños, este encuentro entre ambas. Cualquier niña de su edad hubiera pedido un movil nuevo, ropa, una tablet, mil cosas… ella pidió una conexión con su Ser, un viaje interdimensional para poder entender lo que está sucediendo en su vida y entenderse a sí misma mejor. Cuando realizaba mis prácticas en 2016, ella fue una de las 21 conexiones que facilité y por aquel entonces tenía sólo 15 añitos. Su mamá dio su pleno consentimiento para la práctica y le agradezco con todo mi ser, porque sin duda alguna, esta niña viene pisando fuerte con su plena consciencia de que es algo más que un ser humano viviendo en el planeta Tierra.

¿Dónde estás? En una ciudad, hay gente pasando por alrededor mía. Es una ciudad antigua.

¿Puedes mirarte de pies a cabeza? Soy un bebé. No tengo ropa, estoy en una cesta de mimbre, solo.

¿Eres niño o niña? Una niña. ¿Cómo es la ciudad? De tierra con casas de madera, van vestidos con telas muy finas y rotas. Estoy como en un mercado de madera y venden fruta, verdura, pieles, etc…

¿Crees que te han dejado sola? Si, como abandonada.

¿Puedes preguntar a alguien quien eres y qué haces allí? Soy un bebé, estoy sola y me han dejado aquí para que me recoja alguien. Me tiene que recoger un hombre.

¿Quién es? No se sabe. No es mi padre ni nadie quien yo conozca o haya visto antes. Soy como una esclava que me han comprado, me han venido y estoy esperando a quien me ha comprado. Se acerca alguien; un hombre alto, bien vestido, bien arreglado y me coge entre sus brazos. Me lleva a una casa de ladrillos

¿Quien vive allí? Una mujer rubia, vestido largo, casa como si fuese de lujo, bien vestida, con sillas… segundo piso una chimenea. Es como si me fuesen comprado para hacerme pasar por su hija. Hay una tumba muy pequeña al lado de la casa. Creo que era de un niño. Sería un bebé porque es muy pequeño. Creo que me van a hacer pasar por él. Ella se alegre de verme y él está contento de tener un hijo a quien cuidar. Me dejan en una cuna, me visten y me arreglan.

Vayamos más adelante con la historia para ir viendo qué sucede. Tengo 7 años y me veo muy bien vestida, pelo largo, una celpa en el pelo, una cesta de rosas en la mano. Mi padre a un lado y mi madre al otro, felices de volver a casa. Hay alguien en la puerta de casa, un hombre mayor. Mi padre huye al verlo y mi madre se queda conmigo.

¿Por qué huye? Porque me compró. Es ilegal la venta y compra de bebés. Mi madre huye conmigo al bosque y al rato volvemos a casa y cogemos todo lo que tenemos para huir. Huimos todo lo lejos que podemos hasta llegar a una casa humilde para pasar la noche. Nos preparan la cena. Un plato de sopa y mi madre me manda a la cama y yo caigo en un sueño profundo.

15 años ya, toda hecha una mujer. Todo ha cambiado. Mi ropa…

¿Cómo es? Desgastada, vieja, voy descalzada, los pies manchados de un tinte azul, manos sucias. Estoy trabajando tintando telas para gente importante. Delgada, creo que llevo días sin comer y hay un señor que nos grita para que nos demos prisa.

¿Y tu mamá? No está, estoy yo sola con niños de la misma edad, desnutridos, trabajando igual que yo. Algunos lloran y a lo lejos se escucha un bebé llorando solo. Siendo apartado en una cesta al igual que lo fui yo.

¿De quién es ese bebé? De una mujer que lo deja ahí y se tapa la cara para que no la reconozcan. Un hombre regordete lo ha comprado y dice que cuando crezca será como yo.

Nosotros ni siquiera tenemos dinero. Somos esclavos de ellos. Hay gente pasando por donde estamos nosotros y nadie dice nada, no ayudan a pesar de la cara de pena que ponen. Los demás siguen trabajando porque si alguno para, se lo llevan para darle una paliza y lo vuelven a traer para seguir. Da igual el cansancio o el hambre, hay que trabajar, seguir.

¿Que le ha pasado a tu mamá? Me vendió y ella se fue a otra ciudad. Con lo que consiguió se fue.

Vamos a retrasar al momento en que naciste para ver que sucede. Estamos en una casa vieja, en una cama, dando a luz. Mi madre está acompañada por una matrona y una mujer que creo que es amiga. Hay mucha sangre y está agotada. En caunto me da a luz, cae desmayada, me dejan en un cesto, me lavan, me cambian, me meten en otra cesta y traen un bebé muerto. Pero ese no soy yo y se lo llevan a ella. Dicen que he muerto, que no había nada más que hacer. Que tendrá que volver a tener otro hijo. Que no se preocupe que estará bien allá donde vaya. A mí me llevan con una monja que es la que me deja en la plaza del pueblo. A otra mujer le dan unas monedas por mí y las dos se van; huyen en el momento en que ven que el hombre le ha recogido.

Volvamos a donde tenías 15 años y vamos a ver qué sucede a cámara rápida. Sigo trabajando. Dormimos unas cuantas horas en el suelo. Nos alimentan con trozos de pan duro. Sigo trabajando hasta que tengo 20 años. Hay un robo en la zona de las telas y acuchillan a un compañero. Éste cae al suelo de dolor. El hombre que está con nosotros lleva una pistola y al pensar que yo soy un ladrón atraviesa la bala en mi cabeza, caigo al suelo y muero en el acto. Una vida corta y triste…

Vamos a pedir a tu Ser que se presente frente a tí. Tiene pelo largo, cara blanca, orejas pequeñas, ojos pequeños y grises, nariz pequeña, cara con pecas, labios finos, pelirrojo, pecas marrones, delgado, más blanco que el papel, camiseta sencilla con ropa blanca. Vamos a preguntar qué quieren mostrarte con esta experiencia como bebé robado Que la vida no siempre es fácil y que no hay que perder la esperanza a pesar de cómo vivas. Que perdiera a mi madre no significa que no tuviese un apoyo en algún que otro momento de mi vida.

Vamos a pedir al Arcángel Miguel que descienda y voy a pedirle que después de todas esas experiencias con la sensación de abandono, te ayude a limpiar todas esas emociones y energías que quedaron ahí para que no vuelvan a repetirse ni en esta ni posteriores vidas. Vas a ver como desciende un tubo de luz azul y te va a ir envolviendo para extraer esas energías de tristeza, soledad y abandono. Vas a visualizar imágenes de esas experiencias de abandono para que entiendas que las viviste como abandono, había alguien que te acompañaba en tu camino.

Explícame que has podido ver. Fui un niño al que la madre dejó cuando él tenía 18 años. Se fue sin decir nada.Una mujer que perdió a sus hijas y marido y no tenía a nadie para reconstruir su vida; un hombre al que maltrataron hasta la muerte por dejar a sus hijos y su mujer abandonados en una casa que estaba quemándose. Aunque él lo hubiera querido, no hubiera podido hacer nada. Fue torturado hasta la muerte por no haberlo ni siquiera intentado.

¿Hay más información para que entiendas todos estos procesos? No; ya está todo.

¿Vas a seguir ayudando a los demás como a día de hoy estás ayudando? Si pero aun me queda mucho por aprender y muchos pasos que dar; la equivocación es de sabios, es no dejar de aprender es algo maravilloso. Los caminos que puedes andar y crear son infinitos. Pero has de saber cómo hacerlo para no equivocarte ni hacer perder a otra persona su verdadero Ser. Aprenderás con el tiempo equivocándote contigo misma y tus propios sentimientos. Cuanto más camines, más duro será el camino y más larga tu vida. No siempre es todo un camino de flores y tampoco siempre será un camino de espinas. Sigue adelante, no te canses y aunque los demás no vean un avance en tí no dejes que nada ni nadie cambie lo que quieres ser.

¿Traes un don o habilidad? El abrir caminos y el saber escuchar y entender a todas las personas que se acercan a tí y que toman tu vida como un ejemplo de una u otra forma. Cada consejo es un camino y cada camino un mundo. Un corazón limpio de miedos no siempre es eterno. Equivocarte y tener miedo es algo que te enseña la vida por el simple hecho de ser humano. Cuando tu corazón late, sientes la vida y cuando la vida sigue, tu has de seguir con ella.

¿Tu camino es el de ayudar a los demás? Si, pero no todos llegan de un día para otro. Cuanto más te caigas más aprenderás y más entenderán los demás quién eres de verdad. Aunque lo que hagas hoy o mañana no sea lo que desean los demás, ni los demás se den cuenta de lo que haces dentro de ti. Y tu tampoco te fijes en ello; todo lo que pases, tu corazón será testigo de ello aunque tu mente y la de los demás no sean lo suficientemente claras para ver lo que haces de verdad.

¿De dónde provienes? Vengo de Marte.

¿Puedes visualizar tu aspecto marciano? No es humano ni extraterrestre; es diferente; su pelo es corto, cara redonda, cuello fino, brazos largos, cuerpo de ser humano terrestre, color de piel negro oscuro con manchas blancas.

¿Qué hacías allí en Marte? ¿A qué te dedicabas? Curaba a los heridos tanto de mente como de corazón. Los problemas mentales y psicológicos son dimensionales

¿Provienen del planeta Tierra? Sí.

¿Y qué sanabas, qué sucedía? Sanaba sus corazones. A veces sentimos que nuestro corazón se rompe ya sea por amor, tristeza,…; ese dolor no viene sólo del corazón sino también de la mente; aunque no entendamos lo que pase en nuestro cerebro, aunque no conozcamos cada una de sus partes, ni sepamos cómo utilizarla, hay algo que siempre se desencadena en tu mente: las emociones, los recuerdos, todo aquello por lo que pasas, lo lleva tu cerebro latiendo hasta tu corazón. Cuando sientes que se rompe, puede que no haya marcha atrás hasta que alguien te enseñe cómo recoger sus pedazos y arreglándolo pidiéndote a ti mismo perdón o a la persona a la alguna vez  hiciste daño. Hay cosas que no tienen solución y otras si; de todo se aprende, con todo se sigue adelante.

¿Por qué decidiste venir al planeta Tierra? La gente que vive aquí…no entienden lo que tienen, no saben lo que necesitan. Viven ilusos de la realidad escondidos en sus mentes, persiguiendo lo que otros hacen, sin ser ellos mismos. Son como polillas a la luz, cuando algo brilla allá van. Da igual quienes sean o cómo sean; ellos irán allí y harán lo que les digan. No entienden que la vida que se les está dando, no dura para siempre. Han de prender que cuanto más quieran esa luz, antes se apagará y ellos antes morirán.

¿Misión? Encaminar a las personas a seguir sus propios propósitos. Para que aprendan que ser uno mismo vale mil veces más que un clon de otra persona. La personalidad nos hace únicos, y sin ser únicos no seríamos nada. Por eso amamos a una persona y no a otra. Somos únicos, como los copos de nieve. Son únicos, no hay otro igual. Sin embargo no se da cuenta que ser únicos es lo mas valioso de venir a este planeta.

 

 
Hola viajer@!Si te ha gustado, comparte en tus redes! Cualquier sugerencia puedes dejármela clickando al botón de whatsapp que aparece en la parte superior. Gracias!
Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!
WhatsApp chat Contacta a mi whatsapp!