La importancia de ser responsables de nuestras acciones

La sanación de los bloqueos y problemas que causan desequilibrio en nosotros mismos puede realizarse de la siguiente forma:

En la creencia de que nosotros creamos nuestra realidad, somos co-creadores y todo lo que vemos, experimentamos, toda la gente que nos rodea, todo lo que conforma nuestro mundo está ahí porque nosotros lo hemos creado, le hemos pedido que esté por alguna razón o motivo. Está ahí porque así se lo pedimos y así lo consienten… por consiguiente nosotros somos los responsables de lo que ocurre en nuestro mundo. Hemos de aceptar que tenemos el 100% de responsabilidad en las cosas que ocurren.
Nuestra mente se compone de un creador constante de nuestra realidad; posee la llave de nuestra felicidad y almacena en su poder información de todo lo acontecido en esta y otras vidas. Muchas experiencias las estamos fabricando desde ahí partiendo de los datos que posee de experiencias antiguas pero no somos en realidad conscientes de ello. Tenemos que llegar a comprender que la mente es perfecta pero no las memorias que contiene, los datos con los que trabaja usando incluso el sabotaje de tus proyectos para conseguir aflorar esas memorias si es necesario.  Esto es llamado también patrón repetitivo. Sucede cuando repetimos las mismas situaciones con la finalidad de integrar el mensaje para que no vuelva a repetirse.
Hay una Divinidad en nosotros cuya sabiduría y poder son muy superiores a las nuestras y que nos ama incondicionalmente. Es lo que somos en esencia. De ahí provine nuestro potencial, don y amor incondicional.
Tenemos que estar dispuestos a dejar todo en manos de esta esencia que somos para comprender el camino y sanar nuestros recuerdos, sentimientos, creencias…, para que sane la raíz misma de toda experiencia no deseada o dolorosa que tengamos y para que sane al mismo tiempo a los demás. Tenemos que estar dispuestos a aceptar nuestra responsabilidad y también a un mismo tiempo aceptar que la sanación se produce desde nuestro interior; nadie lo hará externamente por ti.

Cómo resolver problemas de una manera simple.

Cómo soltar los problemas que te causan estrés, enfermedad y desequilibrio…

Cómo comunicarte y proteger tu esencia, que es tu subconsciente y es quien materializa las cosas en tu vida.

Cómo conseguir paz interior y equilibrio mediante la purificación espiritual, mental y física.

Cómo sanar y dejar partir memorias emocionales dolorosas sin tener que revivirlas.

Saber quien realmente eres y encontrar tu identidad y misión a través de la introspección; sanarte a tí mismo, a través de tu borrado de plantillas, programaciones, miedos, etc.

Aceptando y Agradeciendo. Si nosotros podemos aceptar que somos la suma total de todos los pensamientos pasados, emociones, palabras, hechos y acciones y que nuestras vidas presentes y elecciones están marcadas por este banco de memoria llamado campo energético o registros akáshicos, entonces empezamos a ver cómo un proceso de corregir errores puede cambiar nuestras vidas, nuestras familias y nuestra comunidad (Consciencia colectiva)
La energía de transmutación fluye y neutraliza las memorias designadas. Las energías neutralizadas son entonces liberadas para almacenaje, dejando un vacío. Los Pensamientos y la culpa son memorias revividas.

El único pre-requisito es  tomar consciencia de nuestra responsabilidad.
Cambiar los pensamientos cargados de memorias dolorosas que nos hacen ver al otro como problema. Para comprender que la limpieza y sanación tiene lugar en ti… el trabajo se hace contigo… pero como esas memorias son compartidas… al limpiar en nosotros estamos limpiando en el Todo.
Es fundamental comprender que, cuando observamos algún problema en alguien, aquella persona es tan sólo un reflejo de una memoria guardada en nuestro subconsciente que se expresa a través de aquel problema en aquella persona. El problema no es la persona, sino nuestros pensamientos sobre ella. Esas memorias, tengamos o no conciencia de ellas, son proyectadas todo el tiempo, creando nuestra realidad, haciéndonos repetir experiencias sucedidas en historias que nos dejan sin comprender el por qué, ni como salir de ellas.
Muchas veces, en esas situaciones que se repiten, tenemos la ilusión de que el problema está en el otro y que si él cambiase el sufrimiento se acabaría… e invertimos mucha energía en esa búsqueda de la modificación del “otro”.
Otras veces, si el problema es del “otro” preferimos mantener una distancia confortable desde donde podemos asistir, y continuar interfiriendo con nuestros pensamientos, nuestros enjuiciamientos y exacciones…Solamente que el “otro” somos nosotros mismos y es nuestra responsabilidad comprender y aprender de todo lo que hemos creado a partir de nuestros pensamientos y creencias acumulados desde el comienzo de nuestra experiencia.
Venimos a aprender a responsabilizarnos de todo aquello que nos incomoda en personas, situaciones, lugares, y a partir de ahí para comprender que Creer es Crear. Nuestro trabajo no es más que recibir lo que nos llega cada día como un “regalo” para ampliar consciencia.

“Si yo lo he creído, yo lo he creado” y creado una matriz o una plantilla, que es necesaria comprender para que la creé y desecharla, borrarla.

 
Hola viajer@!Si te ha gustado, comparte en tus redes! Cualquier sugerencia puedes dejármela clickando al botón de whatsapp que aparece en la parte superior. Gracias!
Laura Gallardo Hdez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!
WhatsApp chat Contacta a mi whatsapp!