Los bloqueos son crecimiento

No sé por dónde empezar…  Hay tantas cosas que explicar…
Ayer fue un día intenso.
Tocaba trabajar duro; toda la semana venían diciéndome mis guías que había que trabajar. Aveces no llego a entender la magnitud de sus palabras. No llego a comprender que todo tiene su trabajo, su responsabilidad, su tiempo, y yo debo trabajar y crecer a pasos de gigante, es mi momento. El mundo necesita ayuda, hay demasiada pena, tristeza, corazones vacío, enfermedad, almas perdidas que necesitan luz. Y vine a este mundo a acompañar de alguna forma esos procesos, a compartir mis conocimientos, sabiduría, experiencias…


Esta vida está llena de obstáculos, unos más difíciles con experiencias realmente duras, y otras más fáciles con experiencias más llevaderas. Toda experiencia tiene un por qué, es parte de una pieza del puzzle de tu vida. Hay que saber pararse un poco, analizar la situación, comprender, y buscar la finalidad por la que se produce ese problema, esa situación dolorosa. Cuando aprendemos a vivir desde esa perspectiva, el camino se hace más fácil. Es como un juego.
En mi vida, creo que lo más duro ha pasado y ahora toca pulir, limpiar las huellas del pasado y crecer, si no volverán a bloquear mi camino, para que vuelva a hacer otro parón, y me detenga a analizar y buscar el por qué.
Ayer fue día de aprendizaje, de encontrar el por qué de muchas situaciones, y revivir situaciones que creía olvidadas… Claro, mi memoria las dejó olvidadas en algún lugar, pero mi alma sigue sufriendo por ellas.
Antes de cualquier sesión de este tipo, hay que meditar un poco para elevar la frecuencia y desde lo más alto trabajar. Sino el esfuerzo puede ser en balde y no haber servido para nada.
Aquellas personas que dicen estar en meditación hora u hora y media y no pasar absolutamente nada, no visualizar nada, no haber hecho más que tranquilizarse… les digo que busquen otro método de meditación, ya que algo no deben estar haciendo bien.
Tardo 5 minutos o menos en elevar mi frecuencia vibracional.
Lo único que hay que hacer es, mantener despejada la mente para hacer sitio a un bombardeo de información constante.
Abre tu corazón, permítete amar, sana heridas pasadas, y sólo así tendrás conexión con tu alma, con tu yo superior…
Eran las indicaciones por las que debía empezar a trabajar pero yo pensaba… escucho esto por todos lados, saliendo de muchas personas… pero no sé que debo de sanar.
Vas a saber que debes hacer. Así de rápido.
Empieza la sesión… bien… mi ser me llevan a una habitación blanca y me preguntan cómo veo mi corazón. Yo lo veo bien, soy una persona feliz, que vivo el aquí y ahora, siempre sonriente, positiva, optimista… veo bien mi corazón… me insisten que vuelva a ver con detenimiento, que visualice mi corazón, la puerta hacia mi alma, mi yo superior, mi conexión con la divinidad… empieza a enturbiarse, a oscurecerse, a verse un humo oscuro que provoca el sentimiento de tristeza. ¿Por qué está así? Palabras claves para empezar a visualizar una línea del tiempo, y van pasando imágenes dolorosas, conflictivas por mi mente. Desde la infancia, hasta los 12 años aproximadamente. Les decía que dejasen de mostrarme eso, no quería llorar, no quería derrumbarme y recordar todo ese dolor que mantenía guardada mi alma en algún lugar. Todo eso recuerdo aun? No puede ser… duré escasamente 10 minutos… Me daba vergüenza llorar, no me permito derramar lágrimas por el pasado, así lo decidí una vez, pero… ese fue mi error… aveces llorar ayuda a soltar esas cargas y yo las he mantenido ahí sin saber que estaban.
Ahí estaba la clave por la que desde hace un tiempo hasta el día de hoy no tenía contacto con nadie. Ahora es momento para mí, para fortalecerme, para crecer y entonces volver con diferentes herramientas y vibración aun mayor. Con todo mi ser, mi esencia, que aun duerme… trabajo, duro trabajo, mucho esfuerzo.
Ahora comprendo todo. Los bloqueos ayudan a pararte en el camino y ver la solución y el por qué, ahí está. Te cierran puertas para que vayas en una misma dirección, la dirección que elegimos antes de venir al mundo. Como he estado mucho tiempo dedicándome en cuerpo y alma a los demás, me descuidé, no me trabajé más que lo justo y necesario. Con las mismas herramientas que se me ofrecieron hace 3 años, y no había tenido más aprendizaje o crecimiento.
Siempre pensé que debía estar sola, que siempre lo estuve, y así sería hasta el fin de mis días… Crecimiento interior en solitario, y aveces no sabes por donde tirar, te sientes perdid@, desorientad@, insegur@… Y entonces, comprendí que ya no caminaría sola porque todos estamos interconectados! Seguiría trabajando en solitario, pero en ocasiones en compañía… ¡es como estar de nuevo en el colegio! Te envían tareas para casa y al llegar al cole, los compañeros a los que no les salía una tarea, le guías!!! Y si a tí no te sale una tarea, te guían!!! ¿Bonito verdad? Pues ahora toca trabajar.

 
Hola viajer@!Si te ha gustado, comparte en tus redes! Cualquier sugerencia puedes dejármela clickando al botón de whatsapp que aparece en la parte superior. Gracias!
Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!
WhatsApp chat Contacta a mi whatsapp!