Trabajito interno

En el inicio del viaje había mucha densidad a mi alrededor. Hay veces en los que nos sentimos con cierto malestar sin explicación alguna y es debido a las llamaradas solares constantes que suelen llegar o el cambio de frecuencia que la Tierra está experimentando (Resonancia Shuman). Esto quiere decir que estamos ante un cambio de 3D a 4D pero es necesario que la base vibratora esté en un nivel más alto.

Me costaba mucho fluir y visualizar. Como si no pudiera visualizar correctamente y tuviera algo pegado en mi campo, además de la sensación de que la Tierra tenía una gravedad muy fuerte y tirase de mí.

Me vi en la burbuja observando si ocurría algo, pero no sucedía nada. Entonces me acordé de un consejo que hace un tiempo me dio alguien que por su labor admiro y es que en casos así es cuando hay que prestar más atención a lo que sucede ya que el ego usa esa táctica para que no vayamos más arriba o sigamos con el proceso.

De repente vi a esa persona frente a mí, en la misma burbuja. Me dio las manos para acompañarme en ese ascenso. Cuando estábamos en el centro del universo, la burbuja se quedó ahí en suspensión y aproveché para preguntarle quien era para mí y a qué venía a mi vida. Me dijo que no era el momento para esa información, que todo llega y todo se siente. A veces no hace falta para comprender, sólo sentir. En ese momento sentí un amor incondicional muy grande y una vibración muy alta.

Comprendí con esa densidad que el campo a veces está más limpio y no cuesta salir y otras hay energías que interfieren y nos hacen sentirnos pesados, desganados y sin energía. Lo mismo sucede como decía antes con la Tierra.

Creo que comienza a llegar estos días una energía que sirve para comprender emociones y bloqueos con relaciones, para dejar salir esas energías. Así que esta vez no fui a Atlántida como estos días atrás.

Me llevaron a un lugar donde me rodearon seres muy rubios con ojos claros. Apariencia humana pero más altos. Y fue la experiencia más conmovedora que he podido experimentar en estos planos elevados, porque me hicieron recordar

 

situaciones pasadas (relaciones entre amistades y familia) que creía que estaban ya comprendidas e integradas, y no! Desde la primera imagen, ya comenzaba a brotar de mis ojos lágrimas y emociones. Fui calmándome poco a poco hasta sentir un balanceo energético.

Pensamos que los conflictos internos están superados y siguen ahí en silencio, haciendo que nuestro ego reaparezca en situaciones parecidas, recordándonos que aún hay algo pendiente por integrar. Si no se integra, es un enorme anclaje que no nos deja avanzar en la vida y continuamente vamos a experimentar esas situaciones con otros que nos harán de espejo. Una vez que se comprende el aprendizaje, todo comienza a fluir y ya no es necesario ese continuo recordatorio.

 

 
Hola viajer@!Si te ha gustado, comparte en tus redes! Cualquier sugerencia puedes dejármela clickando al botón de whatsapp que aparece en la parte superior. Gracias!
Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!
WhatsApp chat Contacta a mi whatsapp!